Archivo de la categoría: Reseñas

Pessoas

(Del blog de Reyes García-Doncel Universo Introito, 24 de abril de 2016)

Reyes García-Doncel en la Feria del Libro de Mairena

Reyes García-Doncel en la Feria del Libro de Mairena

Pessoas

28 heterónimos esperando a Fernando Pessoa

Karima Editora

Acercarme a Pessoa siempre significa fascinación por los múltiples mundos creados con cada heterónimo. Él dice: “Hoy no tengo personalidad: cuanto en mí pueda haber de humano lo he repartido entre los diversos autores de cuya obra he sido ejecutor. Hoy soy el punto de reunión de una Humanidad, solo mía” El poeta parece preguntarse si se es uno o múltiple, y afirmar que él es un nombre vacío, donde cabe cualquier otra persona. Cualquier Pessoa.” Leer más…

Reseña: Fantina en Cuestión (del blog Viajero Iniciático de Rafael Téllez)

fantina

Portada de Fantina en cuestión de Ana Maroto

“Os presento una novela corta y llena de significado. “Fantina en Cuestión” es una obra que se expande en nuestras mentes lectoras tanto como pueden hacerlo sus agudas reflexiones. Sus páginas alternan mordaces críticas sociales con una historia que, poco a poco, se va desgranando a golpe de sorpresas.  Fantina es una mujer inquietante, sensual y muy directa, que habla sin tapujos y actúa sin cortapisas. Su personalidad magnética nos arrastra de una página a la siguiente y nos hace pensar mucho.

A Fantina le gusta hacer listas. Como muestra de su personalidad, os presento las dos primeras:” Leer más…

Sigue leyendo

Texto de presentación de Peregrinos de Shambala (Alma Canina)

wpid-1405614125070.jpgAsí como hay novelas negras o hasta rojas si se pasan de gore y sangrientas, rosas, las muy románticas, también hay chistes verdes o poemas deliberadamente azules, “Peregrinos en Shambala” es una novela naranja.

¿Qué locura es esta de una novela naranja? Antes de asustaros, dejad que os explique mi punto de vista sinestésico, empezando por aclarar de qué va esto. La sinestesia es la interferencia de varios sentidos en un mismo acto perceptivo. Le ocurre a quien es capaz, por ejemplo, de oír colores o ver sonidos. Esta pequeña “avería” suele ser característica de gente muy muy sensible y también un síntoma de algunos autismos y epilepsias.

Sigue leyendo